.

.

viernes, 13 de noviembre de 2015

COLOMBIA - UNA CORTA RESEÑA.


La República de Colombia, es un estado libre, unitario e independiente, situado en la región Norte occidental de América del sur.
La cuna de eminentes personajes, los cuales se han distinguido en el mundo de la ciencia, los deportes, las artes y especialmente en el mundo de la literatura.
Una nación bellísima, de playas blancas y vegetación robusta, hermosos paisajes y ríos abundantes, de montañas altivas, donde reina el cóndor majestuoso y música que enternece el alma del visitante; sus comidas sobrepasan las expectativas del exigente comensal.
Pero su riqueza mas alta es la cordialidad y el amor, que exhala diariamente generoso, el corazón honesto y limpio del pueblo Colombiano.
Estado democrático de derecho autónmo.
Su forma de gobierno es presidencialista.
Está organizado en 32 departamentos y en el departamento de Cundinamarca se encuentra el Distrito Especial, donde está localizada la bellísima ciudad de Santa Fe de Bogotá de La Nueva Granada, capital del país y la sede del gobierno nacional.


La superficie del país es de 2.129 748 km cuadrados, de los cuales 1.141 748 km’s cuadrados corresponden a su territorio continental y los restantes 988 000 km’s cuadrados a su extensión marítima.
El país es la cuarta nación en extensión territorial de América del Sur y con alrededor de, 47 millones de habitantes, es la tercera en población en América Latina.
Abrazos y muchas felicidades!!... Fabio C.T.

Y MIRE QUE NO SON MENTIRAS!!... CUENTO.

Y mire... Que no son mentiras!!...

*****************************************

Era la casa de Don Andrés Pelayo, un sitio donde el tango rasgaba entre los murmullos de noches que sabían a recuerdos de anís, días felices que se fueron. Ahora el viejo se sentaba en el empedrado corredor, rodeado de madreselvas y bellas buganvilias, con un vaso de aguardiente y un estéreo de esos pasadillos de moda, en el cual tocaba una y otra vez los mismos Tangos.
-
Los amigos de la familia venían con el pretexto de visitar a Rosa y merendaban, bebían y se iban dejando sus más profundas condolencias por su estado de salud, el cual agravaba diariamente a pesar de que no solo Don Andrés pero también el resto de la familia, sus dos hijas Sara y Andrea, Pedro el carnicero y Luis, el muchachillo que adoptaron, seguían fervorosamente las indicaciones de Emilio el curandero.

Rosa sufría de una hinchazón terrible, sus piernas parecían dos zapotes, negras y cubiertas de llorosas llagas, pero lo que más atribulaba a la familia era aquella sed terrible de la que padecía, la cual era causada, según Emilio el curandero, por una serpiente acuática que vivía en el estomago de Rosa y con dolor del alma ensordecían ante los gemidos y clamores de la enferma, ignorando sus desesperadas suplicas, Don Andrés le subía el volumen al estéreo, para no escuchar sus ruegos ya que no era, según Emilio, ella quien pedía agua, pero aquella terrible serpiente que yacía en el fondo de su estomago

La gente no aprecia su recuerdo, pues cuentan que en una de esas noches de luna llena y poblada de cocuyos, vieron a Rosa tirarse al rió desde el puente y dicen que de la noche a la mañana desapareció toda el agua de su cauce, ahora el rió San Luis en la ciudad de Cúcuta, Colombia, durante la mayor parte del año, es un cañón árido y sin vida, durante las épocas de lluvia se llena su caudal pero se seca nuevamente, porque aparentemente, en alguno de sus recodos, aun vive la serpiente que consumió a Rosa.

Pobre Rosa, que el señor la tenga en su gloria.
Fabio A. Pabon M.
CURANDERO TANGO.

ROMANCE DEL AMOR EN FUGA

************************

Esta noche yo te espero, 
te espero en mis cafetales,
cuando canten los cocuyos 
y durmiendo este la selva.

Te espero con los luceros, 
te espero con las estrellas,
con la música del rió 
te embrujare de bambucos….
....¡Con mi guitarra Antioqueña!....

Yo me muero por la gloria 
de poder oler tu pelo.
por la locura infinita 
de saborear me tus besos.

¡ Tus besos de caña dulce, 
de mi trapiche, panela
¡Qué endulzan todas las penas 
que traigo en el corazón!

Quieren mis labios pasearse 
por el candor de tu cuerpo,
quieren mis labios pasearse 
por la aurora de tus senos.

Bajo mi cielo de Antioquia, 
quiero postrarme a tus plantas
y gritarte que te quiero, 
¡Ay! ¡Me has hechizado de amores!
¡Con ese jardín de rosas
que llevas en el aliento!...

¡El resto de nuestras vidas 
en esta noche yo espero!
¡Ay! ¡Yo te espero con ansia, 
con ansia loca te espero!

¡Dormidos los ruiseñores, 
dormidos los tulipanes!
¡dormidas las buganvilias, 
dormidos los arrayanes!

Si vienes a nuestra cita, 
entre música y silencios,
Cuando el viento que palpita 
parezca risa y lamento.

Y el cañaduzal moreno, 
también se encuentre durmiendo,
con los astros por testigos  
te jurare amor eterno!...

Te espero en mis cafetales, 
¡Ay! Esta noche te espero,
yo necesito tus ojos 
para que alumbren mi cielo.

¡Y  lo que sabe la luna… 
Que lo sepa el mundo entero!
Que era casada y se fue, 
¡Con otro hombre se fue!
¡Dirán las lenguas del pueblo!.......

_____________________________

Fabio A. Pabon M.
“CURANDERO TANGO”

CURANDERO TANGO - POEMA.


CURANDERO TANGO.

Peregrino en el frió de la noche,
camino por la orfandad de mis delirios,
y el invierno de la pena me acongoja,
y al proseguir errante
!Se arrastra poco a poco el corazón!....

Y golpeo en las puertas de la vida,
pero esas puertas desiertas no me abren.
y enfermo de soledad prosigo herido,
como sombra viajando en el vacío,
sin la hoguera de un amor... 

¡Que me acompañe!

Pero sueña mi alma de poeta,
de que llegara entre corolas la ocasión,
cuando el tango que es brujo y faraón,
el curandero, el curador de la tristeza¸
me abre el portón de la ilusión,
¡para curar mi locura de bohemio!
con su jarabe, que sabe a bandoneón.

 
Fabio A Pabon M.
CURANDERO TANGO.

MIS VERSOS - CON APRECIO Y AMOR.


MIS VERSOS.

 Yo escribo para el mundo…
Son mis versos inciertos,
on una primavera que os mira de lejos,
son una noche clara de brillantes luceros,

Y en el silencio eterno que vive en mis desiertos
se atreven a decirte lo mucho que te quiero.
son versos que te invitan a que soñemos juntos,
y amorosos habitan en mi melancolía

Y desde el fondo mismo de un cielo disoluto
te entregan generosos la fe del alma mía.
hay pureza en su acento y caminos infinitos,
entregas definidas de espiritual abismo

Que viven en la angustia de lejanos recuerdos,
y a pesar de los cambios siguen siendo los mismos,
son una llama ardiente en tus noches de invierno,
un rió que mitiga la sed de tus desiertos,

Son una mano amiga que te aguarda en silencio,
y brotan de mis labios en busca de tus besos,
mis versos de acuarela guardan la fantasía
de estrellas titilantes que alumbraran tus noches.

Son humildes plegarias, son placidos derroches
de sentimientos hondos que emanan poesía,
hablan de tus ausencias y en mis noches de insomnio
te buscan silenciosos en un jardín de olvido,
con la esperanza inmensa que tienen los amores,
que rezan en silencio por lo que se ha perdido.

Mis versos sedentarios no van buscando honores,
no viajan en carrozas vestidas de primores,
están hechos de barro, de lava, de cenizas,
son un fénix que exhala la cruz de mis dolores.

 Hablan de primaveras y tiernas alegrías,
hablan de mariposas volando entre las flores,
son para ti mis versos de mágicas estelas
que endulzaran las horas de tus monotonías.

___________________________________

Con aprecio y amor!!..
Fabio A. Pabón M.
CURANDERO TANGO.

COLOMBIA PATRIA MÍA.


COLOMBIA PATRIA MÍA. 

¡Ay!... Patria del alma mía...
¡Hoy cuánto llora por ti mi corazón!!
Te extraño entre las sombras con melancolía,
de tarde en tarde, cuando muere el sol.

Yo te cambie con ingrata indiferencia,
y sin remordimiento una vez te dije adiós,
y  por el rió voraz de mi existencia…
La magia de tu encanto se perdió.

Y pasaron los años inclementes,
entre el bullicio de la fiesta y el alcohol
y soliviaron la pena de tu ausencia…
las vanidades que el mundo me brindo.

Pero el verdadero amor nunca se muere,
solo se oculta en un rincón del corazón,
y cuando regresa…. Te inunda la tristeza,
¡Ya todo lo que amabas te olvido!!...

Y ya no importan mis lágrimas tardías,
o que implore llorando tu perdón,
porque ya nadie me espera… ¡Se marcharon!!...
Soñando con el amor que no volvió.

Y caerán las nieves de mi adversidad….
Y se cerraran mis ojos patria mía,
pero antes de marchar tengo que verte,
para llenar el hueco de mi soledad.

Yo siempre te recuerdo con pasión sentida…
Hoy mi alma te dedica mi pena y mi canción,
mi Colombia… Mi tierra tan querida,
la rosa extraviada de mi amor.

 
Fabio A. Pabón M.
CURANDERO TANGO.

UNA HISTORIA DE MI ARAUCA. CUENTO.

UNA HISTORIA DE MI ARAUCA.
__________________________________________________

Doña Matilde Parada falleció el día 23 de Julio de 1974 a eso de las tres de la madrugada, víctima de las anomalías que produce el guarapo, bebida de origen indígena, compuesta de Jugo de caña de azúcar y maíz molido, la cual se fermenta en  moyo de barro, te emborracha refrescante y deliciosa,  pero envenena  cuando se consume diariamente y por largos periodos de tiempo, el cuerpo empieza  a asimilar agua y  produce una hinchazón  irreversible la cual eventualmente incapacita,
En Colombia su preparación es ilegal, pero es una costumbre difícil de erradicar, debido a que ha estado en el menú indígena por cientos de años.  
Doña Matilde a pesar de su vicio, fue una trabajadora incansable la cual a fuerza de vender tamales y guarapo, logro terminar la construcción de la casa que le dejo su marido, Don Horacio Parada.
Dicen que una vez llego la policía y que como locos buscaron el guarapo, pero que a pesar de sus esfuerzos no encontraron nada, desalentados se iban, pero antes de irse uno de los oficiales decidió lavarse las manos y cuando abrió el grifo, Gualaaa!!.. ¡Le salió el guarapo!.. Dicen que se llevaron a Doña Matilde presa, pero que pronto salió de la cárcel, pero que un poco adolorida porque se acostó con todos los de la policía, pero que diligente regreso a su casa para seguir vendiendo sus deliciosos tamales con guarapo.
-
¡Qué cosas tiene la vida!.. Dijo aquel día Teresa la maní tiesa,  se mata uno trabajando para adquirir casa y al final te mueres y te sacan de tu casa y te tiran en un hoyo, lejos del fruto de tantísimos esfuerzos.
-
Doña Matilde dejo dos hijos, Sevelinda y Astanacio Parada, la pobre Sevelinda cuarentona, trabajadora incansable, enemiga del guarapo, dicen que nunca pudo conseguir marido por el lunar que tenía en la nariz y porque sus nalgas eran más grandes, cuadradas y planas que una mesa de billar, dicen que una vez casi se casa con un tal Carlos Sequeda pero que resolvieron no casarse por un problema con los apellidos, se rejuntaron porque según ellos se querían, pero la  cosa no duro mucho, parece que el tal Carlos, estaba más interesado en los frutos monetarios de los tamales, que en el amor de la pobre Sevelinda.  
Astanacio era bobo, nunca aprendió a leer o a escribir, pero al morboso, “dicen”  lo arrestaron dos veces por andar repitiendo las mismas palabras ¡señorita! ¿Le hago? nadie sabe donde las aprendió porque aparte de eso no decía mucho, pero lo único que todos sabían, era que a las señoritas que venían a comprar los tamales no les caía muy bien esa clase de preguntas.
-
A las cinco de la mañana todo era bullicio en la casa, las luces prendidas, murmullos, Don Polonio el boticario y Don Sebastián de Alcántara, dueño de la funeraria,  llegaron corriendo cuando les avisaron de la muerte de Doña Matilde, Sara la vecina y Adela la enfermera rezando, Astanacio excitado repitiendo sus palabras predilectas y la pobre Sevelinda matando pollos con los ojos empapados de lagrimas!!
-
Poco a poco fue llegando la gente, con canastas de pan y bizcochuelos recién horneados, quesos, frutas  y bocadillos de guayaba,  vestidas de negro, las mujeres lloraban lagrimas de cocodrilo y uno a uno,  abrazaron a Sevelinda y a Astanacio depositando dinero en sus manos,  porque esta es la costumbre en los valles Araucanos, le dan dinero a los sobrevivientes y lloran lagrimas de cocodrilo.
-
Entre sentidos pésames y abrazos transcurrió el día, por la noche el novenario y Doña Matilde fue enterrada al día siguiente,  en el cementerio de las Carmelitas a las diez de la mañana.
-
Entre la modorra, el calor y los mosquitos transcurrieron los meses, ahora embolillada de clientes, Sevelinda trabajaba más que nunca, remojando hojas de plátano, cocinando masa y haciendo tamales para satisfacer a una clientela que demandaba los mejores tamales en el departamento de Arauca y  dicen que nunca quiso vender guarapo, porque según ella, no contaba con las cualidades de su madre, para evadir los avances de la policía.
La alegría de la navidad inundaba los hogares, el olor a café recién tostado, el olor a chocolate fresco y por supuesto se olían  los esfuerzos de la tamalera Sevelinda Parada.
El nacimiento del niño Jesús y los regalos,  inundaba de alegría el corazón de aquellos Colombianos.
-
El único triste era Astanacio, solo y olvidado, entre el bullicio y el alboroto de los celebrantes, nadie le prestaba atención, pero alguien le dijo, ¡Feliz navidad Astanacio!  y Astanacio dijo:
-
Huuummm! ¡Feliz navidad,  el día que se murió mi mama!
-
Teresa la maní tiesa,  interesada en el bobo Astanacio  y un poco pasada de copas, le pidió en aquella  noche Navideña  “Que le hiciera”  y el bobo,  llevándose el dedo a los labios emitió un sonido bastante peculiar y simpático, Brrrrrrr.... El cual remato con una sonrisa triunfante y dijo:
¡Oiga!.. ¡Ya le hice!!.. ¿Le gusto?.
-
Fabio A. Pabon M.
CURANDERO TANGO.